martes, mayo 30, 2006

El Otro Zinoviev: negación interna y negación externa

El pasado 10 de mayo falleció, en Moscú, Alexandr Alexandrovich Zinoviev, de profesión maestro de lógica, literato de vocación y sociólogo involuntario del "tardo stalinismo". Mal conocido en lengua española (sólo se han traducido "Cumbres Abismales", en 1979 y "La Caída del Imperio del Mal. Ensayo sobre la tragedia de Rusia" en 1999, espero no equivocar el dato), ya olvidado por sus contemporáneos, en los años finales tuvo un rebrote en una búsqueda proustiana de los tiempos perdidos de Lenin y Stalin. Según muchos, ha creado un género literario nuevo, donde se entremezclan la ferocidad de Swift, el burlesque de Rabelais, las paradojas lógicas de Carroll y la intuición sociológica de Simmel. Un crítico de la prestigiosa "New York Review of Books" aseguró, anunciando la edición en francés de 1976, que en los siglos venideros sería leído y admirado por millones, y sus textos están en la tradición de Hobbes, Voltaire, Swift, George Orwell... Un marxista analítico famoso definió su trabajo con esta interesante transposición: Zinoviev hizo por el estalinismo contemporáneo lo mismo que Marx por el capitalismo de su tiempo. De la misma manera que Marx se esfuerza por demostrar la irracionalidad capitalista, Zinoviev nos hace entrar en el universo alucinante y trastocado del Capitalismo de Estado y la Dictadura Burocrática del Partido Único. "Comprende l'irrationnel", tal la tarea de Zinoviev, y el objeto irracional es la sociedad rusa desde 1921; el método seguido será el de la lógica formal y el de una contra-dialéctica que pueda enfrentar a la ideología oficial de la "Nomenklatura", a la "Dia-Mat". Zinoviev nació en 1932; en 1939 fue expulsado del "Komsomol" por criticar el culto a Stalin; dedicó su tesis doctoral a estudiar el método en "Das Kapital" de Marx, más adelante estudió lógica polivalente, intentando formalizar la lógica dialéctica oficial. Abandonó todo esto desencantado. Se doctoró con una tesis sobre "El método para ascender de lo abstracto a lo concreto", muy en la línea revisionista del deshielo. En unos recuerdos de 1978 escribe: "Desde mi juventud fui 'anti-stalinista' y hasta el fallecimiento de Stalin consideré que la labor más importante de mi vida era hacer propaganda anti-stalinista. Después de la muerte de Stalin ingresé al PCUS con el propósito de luchar legalmente contra el estalinismo. Pero pronto pude observar que de esa tarea se ocupaban los propios stalinistas..." !Stalinismo anti-estalinista¡ Empezó un tortuoso camino hacia la disidencia: "En junio de 1976 me dí de baja del partido, dejé de cotizar y devolví el carnet. Fui expulsado del partido en noviembre o diciembre de 1976". Lo despidieron del Instituto de Filosofía y aprovechando un viaje a un congreso internacional, pudo viajar a Alemania y se quedó allí, viviendo a caballo entre Münich y Zürich. Apoyándose en sus conocimientos de lógica y dialéctica, Zinoviev se ha valido de la distinción entre "negación interna" y "negación externa" para esclarecer ciertos aspectos tragicómicos de la sociedad stalinista y, por derivación, una crítica a la política y al estado. En su obra más conocida, "Cumbres Abismales" ("Ziyaintshie Vysoty"), se describe una ciudad imaginaria llamada Ibansk (Iván, jugando con el significado del nombre más popular y el verbo "joder"). La obra puede ser considerada dentro de un subgénero de "Kritik" a lo político, una suerte de "psicología política", donde pueden incluirse escritores: Joseph Heller, Jaroslav Hasek, Franz Kafka; sociólogos heréticos, como Paul Veyne, o clásicos de la política, como Tocqueville. La descripción alucinante de gobernantes-gobernados en la ex-URSS se basa en una ideología dominante basada en la confusión sistemática entre las dos negaciones, la interna y la externa, es decir, entre "N (no-P)" y "no-NP". Esta distinción fue hecha famosa por Kant, en un libro psico-filosófico, oscuro y ambiguo: "Versuch den Begriff der negativen Grössen in die Weltweisheit einzuführen" (1763). Allí Kant introduce la distinción entre las dos negaciones con algunos ejemplos: 1) la negación externa del movimiento es el reposo; la interna es el movimiento en sentido opuesto; 2) la negación externa de la fortuna es la pobreza; la interna es el "endettement"; 3) la negación externa del placer es la indiferencia; la interna el displacer; 4) la negación externa de la atención es la indiferencia; la interna es la abstracción; 5) la negación externa del deseo es la indiferencia; la interna es el "degoût". Por ejemplo: Zinoviev informa que luego de la muerte de Stalin hubo un período muy breve durante el cual no era obligatorio citarlo, antes que se cerrara la breve brecha de aire fresco haciéndose obligatorio no hacerlo. Otro ejemplo: la oposición de los disidentes desea ser perseguida puesto que la persecución ('qua' negación interna) es también una forma de 'reconocimiento'. Otra: un libro stalinista cualquiera que castiga severamente la pintura decadente de Occidente queda inmediatamente agotado, puesto que difícilmente se pueda criticar las artes plásticas burguesas sin reproducir las obras. El gobierno capitalista de estado se encuentra en un brete: ya que no puede ignorar a los disidentes sin aparentar al mismo tiempo que está admitiendo que los disidentes tienen algo de razón, como, por otra parte, no puede reprimir con severidad sin al mismo tiempo llamar la atención sobre las ideas y reclamos de los resistentes al régimen. La paradójica idea general que fundamenta esta concepción zinovieviana es que no se puede producir, por 'negación interna', un estado que se caracteriza por la 'negación externa', tanto como tampoco es posible producir 'oscuridad' con la luz de una lámpara. Zinoviev ha descubierto la verdadera lógica de impotencia del Poder, más allá de la propiedad formal de los medios de producción. Un régimen cualquiera intenta producir en sí mismo, y en sus súbditos, comportamientos y situaciones que son esencialmente 'subproductos'. Hay 'estados' de la sociedad que bien pueden producirse u ocurrir por derivación o por accidente, y se resisten a cualquier tentativa de producirlos deliberadamente desde una autoridad central. La imposibilidad tiende a ser inherente al actor más que en el estado que éste intenta realizar (estados de las cosas inaccesibles e ineludibles para el régimen). Si un régimen se propone objetivos que son inherentemente inaccesibles, su situación se convierte en ineludible. Hay tambien casos de regimenes políticos que cualquiera sea su objetivo resulta inaccesible 'para ellos' porque son el tipo de actores incapaces de eludir o escapar a su propia situación (Un Rey Midas inverso). Con palabras de Elster: hay agentes políticos que son incapaces de producir 'situaciones' que sin embargo se producen por accidente, no porque su situación sea ineludible o porque la situación sea inherentemente inaccesible, sino simplemente porque la índole del régimen es tal que carece de legitimidad para producirlos. En esta tendencia, los regímenes políticos son al mismo tiempo omnipotentes e impotentes: omnipotente en su poder para destruir y para bloquear la espontaneidad, la acción y al creatividad; es impotente por su incapacidad para construir y para crear (Tocqueville: "la centralización del estado sobresale por lo que impide, no por lo que hace"). El principio fundamental de la 'forma-estado' la sintetiza Zinoviev así: "quienes desean producir un cambio nunca cambian nada, mientras los cambios sólo tienen lugar cuando son ejecutados por personas que no tenían ninguna intención de hacerlo". Dicho en una frase memorable: "las instituciones soviéticas no plantean soluciones a los problemas, sino que son el resultado de la búsqueda de soluciones". En una juicio paradójico, Tocqueville observaba que todos los grandes logros de la democracia liberal (hablaba de la norteamericana) se realizan "sin ella y fuera de ella". Marx (y Zinoviev) se contentan con verificar que una institución, un régimen está justificado por aquello que se logra 'contra ella y debido a ella'. Zinoviev, quien creía desnudar la anatomía del capitalismo de estado y el dominio del partido único, con su fino escalpelo de lógico tocó el nervio del estado y cómo combatirlo. La esencia de la opresión, decía, se encuentra en el hecho de que incluso la tentativa de suprimirla sólo puede lograrse de manera opresiva...

4 Comments:

Blogger La Rebelión de los Curris said...

Francamente interesante... que jodío el Zinoviev.

5:58 p.m.  
Blogger werte said...

De la misma conciencia de Kant respecto de la negación viene su meditación sobre la diferencia entre lo no humano / lo inhumano, tan interesante para entender además del terror, el... cine de terror.

1:22 a.m.  
Blogger Fliege Cojonera said...

Así es , Werte, a partir de esa distinción kantiana se deducen toda una serie de trascendentales meditaciones y reflexiones, que incluso llegarán a Hegel. gracias por tus afilados posts...

4:37 p.m.  
Blogger Edukadores said...

Este debate me da la pauta que el primer y el tercre mundo cada vez se distinguen menos.
La manía de excluir hace al capitalismo en conjunto:
Algo voy a escribir en mi blog.
En Argentina hay un debate parecido, a partir de la irrupción de un personaje llamado Juan Carlos Blumberg, populsor de la "mano dura" a partr del secuestro y muerte de su hijo.
Curiosamente la "corrupción policial" tuvo que ver en el caso Blumberg, aunque este Señor quiere incrementear el poder de la policía.
Muy bueno tu blog, te invito a visitar el mío y una pregunta técnica ¿Como linkeas a partir de palabras en el texto?

6:45 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home