martes, octubre 25, 2011

"Un Marx desconocido: la Deutsche Ideologie"(III)


 Por Nicolás González Varela

Folio de "Die Deutsche Ideologie", 1845
 
“Siamo noi marxisti? Esistono marxisti?
Buaggine, tu sola sei immortale…
Eppure cosí è: tutti sono marxisti,
un po', inconsapevolmente.”
(Antonio Gramsci, 1918)



“¿Podemos recolectar toda la obra
de Marx y Engels (o copias de ellas)?
¿Es una tarea realizable?”
(carta de Lenin a Riazanov, 1921)
El patrimonio literario inédito de Marx sufrió, de parte de sus herederos, un auténtico maltrato. Algunos capítulos sueltos de la Die deutsche Ideologie fueron apareciendo sin criterio editorial alguno, aquí y allá, en diversas publicaciones del partido-guía del proletariado mundial, el SPD alemán, que era el albacea absoluto de la herencia literaria de Engels y Marx, incluyendo su valiosa biblioteca personal.[1] En 1896 el político liberal ruso Peter von Struve reproduce, en la revista teórica marxista creada por Kautsky, la mítica Die neue Zeit, bajo el título de “Dos documentos desconocidos de Marx de la década de los cuarenta”,[2] algunos párrafos del capítulo IV del II volumen, los escritos contra Grün, “Karl Grün: Die soziale Bewegung in Frankreich und Belgien…” de la Die deutsche Ideologie aparecido en el periódico socialista verdadero Das westphälisches Dampfboots en agosto y septiembre de 1847.[3] El otro documento que presenta es la “Circular contra Kriege” de 1847, que luego publicaría Mehring. El contexto en el cual los presenta Struve es la reconstrucción de la prehistoria del wissenschaftlichen Sozialismus, del Socialismo científico, ahora coronado como sistema.[4] El dirigente socialdemócrata y padre del Revisonismus Eduard Bernstein, que poseía la mayor parte del manuscrito tal como se lo había entregado Engels en el verano de 1883, publicó un sugerente artículo donde menciona brevemente la Die deutsche Ideologie, sin nombrarla, también en Die neue Zeit,[5] en el cual la califica, como Engels, de un trabajo de frescura juvenil pero sin límites racionales, un texto imposible. Bernstein concluye que es un trabajo de mera Selbstverständigung, reduce la mayoría del texto a una parodia satírica (satirische Persiflage), llena de humorismo contra una tendencia política-filosófica que ya no existe históricamente, cuya vigencia se reduciría a la polémica con Karl Grün.[6] Para quién desconozca su papel, Eduard Bernstein era reconocido como uno de los marxistas más destacados de su época, junto a August Bebel y Karl Kautsky; y el autor de un ensayo de apenas doscientas páginas, Die Voraussetzungen des Sozialismus und die Aufgaben der Sozialdemokratie, publicado en marzo de 1899 (traducido al español como Las premisas del Socialismo y las tareas de la Socialdemocracia),[7] que inició el llamado Revisionismusdebatte, en el cual se cuestionaba desde posiciones idealistas neokantianas lo que se conocía de la teoría de Marx in toto: desde el Materialismo histórico hasta el papel de la Dialéctica. Ahora, este ejecutor del testamento científico-literario de Engels y Marx, y en posesión de importantes partes de su Nachlass, declaraba que no creía en el método ni en la concepción materialista de Engels y Marx, reducía la Kritik de la economía política de Marx a una copia escolar de David Ricardo, sostenía que la teoría de la plusvalía estaba de más, que la teoría de la concentración capitalista y la del empobrecimiento relativo eran errónea y que no existía para la Socialdemocracia ningún Endziel, ningún objetivo final (Comunismo): lo único real era el Bewegung, el “Movimiento” reformista práctico, la ampliación gradual de los derechos políticos y sindicales de los trabajadores.[8] Es éste Bernstein el que controlaba muchos textos desconocidos marxianos, y que no tenía dudas a la hora de censurar y editar según las necesidades políticas coyunturales del “Movimiento”, la Raison de parti o sus caprichos ideológicos, el Nachlass de Engels y Marx.[9] Bernstein… ¡“corregía” a Engels y Marx! El Revisionismus de Marx se basaba en una edición mutilada, controlada y manipulada de su obra, y no es casualidad que surgió vigorosamente a partir de la muerte de Engels. Marx no había “impregnado” de ningún modo a la socialdemocracia de la época, y además, la misma socialdemocracia impedía u obstaculizaba su difusión y adecuada recepción. El Marx mutilado e incompleto es una de las premisas ideológicas elementales del Revisionismo y de la vulgata en torno a Marx, funcional al “cretinismo parlamentario” práctico[10], una estructura conservadora de funcionarios de partido, sindicatos afines, diputados parlamentarios y representantes de administraciones regionales y locales. La praxis reformista y social-liberal del SPD exigía un Marx descafeinado, o mejor: ningún Marx. En el caso de la Die deutsche Ideologie en particular, Bernstein le da un uso muy puntual a su información privilegiada que se encuentra en esta obra, en artículos ya sea formativos o de polémica, a lo largo de los años 1896-1900, como por ejemplo a propósito de la crítica al individualismo posesivo de Marx Stirner, citando el capítulo IV del segundo volumen de Die deutsche Ideologie; o en un artículo sobre la relación entre Marx y Grün, en el cual utiliza profusamente el manuscrito en varios lugares del texto.[11] Finalmente Bernstein realizará un esfuerzo editorial más formal, publicando junto con La Sagrada Familia la crítica de Marx al egoísmo posesivo radical de Stirner, es decir el capítulo III “Sankt Max”, que forma parte del primer volumen de la Die deutsche Ideologie.[12]

El primer esfuerzo serio aunque desigual por recuperar al Marx desconocido provino del biógrafo ocasional de Marx, el socialdemócrata de izquierda Franz Mehring, a través de unas obras escogidas: Aus dem literarischen Nachlass von Karl Marx, Friedrich Engels, und Ferdinand Lassalle[13] publicado en 1902, aunque se trataba no tanto del Nachlass en sí mismo, como de trabajos juveniles publicados de Marx entre julio de 1844 y noviembre de 1847, y finalmente de una selección de la correspondencia de Engels y Marx con el dirigente Ferdinand Lassalle. De los textos perdidos de Marx aparecían sus artículos en el diario socialista parisino Vörwarts!,[14] en el órgano de los jóvenes hegelianos Das westfälisches Dampfboot,[15] textos de la naciente etapa comunista, como la famosa circular contra Hermann Kriege, “Zirkular gegen Kriege”,[16] escrita por ambos; el artículo “Die moralisierende Kritik und die kritisierende Moral. Beitrag zur Deutschen Kulturgeschichte. Gegen Karl Heinzen” aparecido en el diario Deutsche-Brüsseler-Zeitung[17] y completo el libro escrito con Engels La Sagrada Familia. Es sintomático que no aparece mucho material de su Nachlass inédito y, por supuesto, ya sabemos la opinión negativa de Mehring, ningún texto de la superpolémica barroca, la Die deutsche Ideologie. En el interregno sucedieron dos hecho político-editoriales polémicos, que aunque no atañen a la edición y difusión de la Die deutsche Ideologie, nos aclara la oscura política editorial del SPD con respecto al Nachlass de Engels y Marx.
El primero tuvo como figura central al mismo Friedrich Engels, al “Jefe del Partido” como le llamaba August Bebel: el General, ya enfermo de cáncer y con las energía vitales disminuidas, tuvo un entredicho durísimo a propósito de su estudio preliminar a la re-edición de Las Luchas de clases en Francia entre 1848-1850,[18] manipulado por la dirección del SPD. La “Introducción” la escribió Engels para una edición aparte del trabajo, finalmente publicado en Berlín en 1895. Al enviar el original de la “Einleitung” al dirigente Richard Fischer, director de la editorial del partido, la ejecutiva del SPD reaccionó airadamente y pidió con insistencia a Engels que suavizara el tono, demasiado revolucionario y llamando a la acción directa, y le imprimiese una forma más liberal y cautelosa. Engels sometió a crítica la posición vacilante de la dirección del partido y su anhelo a “obrar exclusivamente sin salirse de la legalidad”. Engels accedió a omitir en las pruebas de imprenta varios pasajes radicales y cambiar algunas fórmulas combativas, el “revolucionarismo” como le llamaba Bernstein. Precisamente fue Bernstein el que utilizó esa introducción mutilada para defender su táctica oportunista y la necesidad de revisar a Marx en sus futuros textos. Engels descargó su furia con los líderes partidarios justamente porque sabía que la versión manipulada&ambigua publicada podría servir como amparo al Revisionismus, al reformismo del centro y el ala derecha. El 1º de abril de 1895 escribió a Karl Kautsky: “Para mi sorpresa, veo hoy en el Vorwarts un extracto de mi ‘Introducción’, impresa sin mi conocimiento y cortada de tal modo que parezco un pacífico pregonero de la Legalidad quand même. Menos mal que el texto completo deberá aparecer ahora en el Neue Zeit, de modo que esta vergonzosa impresión será borrada. Le daré a Liebknecht una buena respuesta y también, no importa quién sea, a todos aquellos que le dieron la oportunidad de distorsionar mi opinión sin siquiera decirme una palabra sobre esto”.[19] El viejo General estaba rabioso, su autoridad era el respaldo al Opportunismus social-liberal. Dos días más tarde, escribió una carta a Paul Lafargue a París: “Liebknecht acaba de hacerme una buena. Seleccionó de mi ‘Introducción’ a los artículos de Marx sobre la Francia de 1848-50 todo lo que podría servirle de apoyo a la táctica de paz a cualquier precio y de oposición a la fuerza y a la violencia, lo cual le gusta pregonar desde hace ya algún tiempo, especialmente ahora, cuando se preparan en Berlín leyes coercitivas. Pero yo estoy defendiendo estas tácticas sólo para la Alemania de hoy, e incluso así con una importante proviso. En Francia, Bélgica, Italia y Austria estas tácticas no podrían ser seguidas como tales y en Alemania pueden convertirse en inaplicables mañana”.[20] Indignado hasta lo más hondo, Engels insistió en que su introducción se publicase en la revista teórica Die neue Zeit dirigida por Kautsky. Sin embargo, demostrando los poderes fácticos del ejecutivo, se publicó con los mismos cortes y correcciones en la antes mencionada edición suelta.[21] El texto completo y sin censura de la Einleitung de Engels se publicó íntegro por primera vez en la URSS en los años 1920’s[22]  gracias a los esfuerzos de David Riazanov y el Institut Marx-Engels de Moscú. Además, Riazanov demostró que en la “corrección literaria” se habían practicado supresiones injustificadas de la mano del director editorial del SPD, el Geschäitsführer des Verlags Richard Fischer, habiendo falseado el artículo por directivas del grupo dirigente.[23]

En 1906, el dirigente socialdemócrata Friedrich Adolph Sorge publicó una selección personal de las cartas entre Marx y Engels y personalidades de la época, en un tomo, en el cual se podía notar una sutil censura en forma de abreviaciones, omisiones e interrupciones.[24] En la presentación al público ruso del libro en 1907, y a pesar de la edición tendenciosa, Lenin señala que sin embargo en el Nachlass inédito se puede vislumbrar al lucha interna de Marx y Engels por difundir sus principios: “el público en general sabe que la socialdemocracia alemana es considerada como un modelo en política y tácticas marxistas del proletariado, pero ignora la lucha incansable que los fundadores del Marxismo tuvieron que llevar a cabo contra el ‘ala derecha’ (expresión de Engels) de este partido. Y no es casual que poco después de la muerte de Engels esta lucha, hasta entonces secreta, se manifestara abiertamente.”[25]
En 1906 el tándem Bebel-Bernstein preparó una engañosa correspondencia Marx-Engels, en cuatro volúmenes, 1.386 cartas intercambiadas en el extenso período entre 1844 y 1883, que aparecía cercenada y retocada, y que provocó otro memorable ataque de Lenin, quién estaba descubriendo la maquiavélica política editorial del SPD. El artículo de recensión “La correspondencia entre Marx y Engels”[26] representa el comienzo de un extenso trabajo que pensaba escribir a propósito de la aparición en alemán, en septiembre de 1913, aunque apareció muchos más tarde.[27] Lenin concluye que la edición de Bernstein y Bebel: “El trabajo de redacción, es decir, escribir los prefacios a la correspondencia de distintos períodos, fue realizado por Eduard Bernstein. Como era de esperar, este trabajo es insatisfactorio, tanto desde el punto de vista técnico como ideológico. Después de su tristemente famosa “evolución” hacia las concepciones oportunistas extremas, Bernstein no habría debido encargarse de la redacción de cartas tan profundamente impregnadas de espíritu revolucionario. Los prefacios de Bernstein carecen en parte de sentido, y en parte son sencillamente falsos.” Lenin criticaba además el ineficiente aparato crítico de notas e índices, así como su precio inalcanzable para un trabajador. Para finalizar la etapa socialdemócrata, el biógrafo de Engels, Gustav Mayer, rompió el hermetismo al publicar en una separata de una revista científica de difusión limitada, por primera vez, las introducciones de los capítulos “Das Leipziger Konzil” y “II. Sankt Bruno”, del primer volumen de DI.[28] Eso y poco más fue lo que el SPD publicó del Marx desconocido en treinta y siete años de posesión celosa de su Nachlass. Debemos detenernos para mencionar brevemente el seminal trabajo de difusión del Marx desconocido de una destacado emigrante ruso que trabajaba en el dispar trabajo editorial del SPD con Mehring, se trataba de David Borissowitsch Goldendach (dit Riazanov), futuro editor de las primeras auténticas obras completas de Engels y Marx. Trabajando en el archivo de la socialdemocracia alemana y la austriaca intentó publicar textos del Nachlass perdidos o inéditos, o escribiendo estudios preliminares y ensayos filológicos sobre Engels y Marx.[29]

Podemos hacernos una idea del deficiente estado de difusión de Marx en Europa en el mielieu socialdemócrata y en la inteligencia radical a principios de 1900’s, de manera indirecta, pero fidedigna, a través de la palabra autorizada de dos grandes intelectuales rusos: Plejánov y Ulianov (Lenin). Georgi Valentínovich Plejánov es considerado, con todo mérito, el padre del Marxismo en su versión eslava y rusa.[30] Entre las múltiples iniciativas editoriales y de difusión de los incansables socialdemócratas rusos de entonces, vale la pena recordar la “Biblioteca del socialismo contemporáneo”, fundada en 1883 en el exilio forzado en Ginebra, por el grupo “Emancipación del Trabajo”, precisamente en torno a Plejánov (entre otros Axelrod, Vera Zasulich, Deich), donde apareció un fragmento de la Die deutsche Ideologie. En su “Advertencia del traductor” a la edición en ruso del texto polémico de Engels: “Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica alemana” de 1892,[31] Plejánov advierte que muchos escritos de Marx son una “rareza bibliográfica” y que el lector debe contentarse con versiones de segunda mano, para señalar que “la polémica de Marx y Engels contra Bruno Bauer y consortes (es decir: Die heilige Familie)  marca una época  nueva en la Historia del Pensamiento. Es el primer gran asalto dado por el Materialismo Dialéctico moderno a la filosofía idealista. De una importancia capital, tanto por su alcance histórico como por su contenido propio.”[32] Plejánov aunque reconoce la importancia capital en el desarrollo de Marx de la elaboración de la década de 1840’s, y su polémica contra los jóvenes hegelianos y el Comunismo meramente filosófico, sólo parece tener conocimiento de La Sagrada Familia de 1845[33] y de la Die deutsche Ideologie (que ni siquiera nombra por su título original) exclusivamente la separata del texto “I. Feuerbach”, desgajado de su pertenencia contextual literaria en la edición de Engels. Además Plejánov parece ignorar el contexto político-filosófico en el que se desarrolló la lucha de Engels y Marx contra el “Socialismo verdadero” y en especial contra la tendencia republicana-corporativista de Bauer, es decir: entender esos textos de 1843-1846 como un trabajo eminentemente de lucha ideológica y Publizistik proletaria.
Tenemos otro ejemplo en la voz “Karl Marx” que Vladimir Illich Ulianov, dit Lenin, escribió para el prestigioso diccionario enciclopedico ruso Granat en 1914.[34] Lenin se lamenta, en un tono similar al de Plejánov y Labriola, en primer lugar que no existan en el mercado editorial unas obras completas críticas de Engels y Marx y aunque afirma que desde 1844-1845, años en que para Lenin se conformó la concepción, Marx fue materialista filosófico, no menciona la DI en su conjunto, parece no conocerla, sino exclusivamente el capítulo “I. Feuerbach” tal como lo editó&publicó Engels y lo tradujo al ruso su maestro Plejánov. En el apéndice bibliográfico al articulo, se reconoce que “las obras y las cartas de marx no se han publicado hasta ahora en edición completa”, y señala que “entre 1845 y 1847 Marx escribió varios artículos (en su mayor parte no recopilados, re-editados, ni traducidos al ruso) para los periódicos Vorwärts!, Deutsche Brüsseler-Zeitung (1847); Das westphalisches Dampboot (Bide. fold, 1845-48); Der Gesellschatsspiegel (Elberfeld, 1846)”, pasando sin mediaciones de la Die heilige Familie de 1844 (a la que califica de “panfleto” aunque tuviera ¡250 páginas!) a la Misère de la philosophie de 1847, libro al que sí califica de “trabajo fundamental”.
Es normal: tanto Plejánov como Lenin basaban su conocimiento bibliográfico en el trabajo editorial de Engels y en la oferta editorial mezquina del SPD, tanto en los pocos textos aparecidos en Die neue Zeit como en la limitada edición Aus dem literarischen Nachlass von Karl Marx, Friedrich Engels, und Ferdinand Lassalle de 1902, compilada por Franz Mehring, de la que ya hablamos. A principios del siglo XX, Marx seguía siendo un perfecto desconocido o una figura desfigurada, incluso para los que se autodenominaban “marxistas”. Lenin aprendería la lección: una de las primeras medidas de la nueva URSS, luego del fin de Comunismo de Guerra en 1921, será precisamente el lanzamiento encabezado por David Riazanov del primer proyecto editorial crítico de la obra de Marx y Engels. Lenin le daba el impulso esencial al interrogarle a Riazanov: “¿Hay esperanzas de que recopilemos en Moscú todo lo que publicaron Marx y Engels?”…[35]

(*): Imagen: hoja tamaño folio de Die deutsche Ideologie, con dibujos de Engels.


[1] Sobre la tortuosa historia del Nachlass de Engels&Marx en el archivo del SPD, véase: Mayer, Paul; “Die Geschichte des sozialdemokratischen Partei archivs und das Schicksal des Marx-Engels-Nachlasses”; en: Verl. für Literatur u. Zeitgeschehen, 1967, pp. 5-198.;
[2] Die neue Zeit fue el órgano de difusión mundial par excellence de la obra de Engels y Marx entre 1883 y 1918; véase: Schelz-Brandenburg, Till; “Die Neue Zeit als Publikationsforum für Schriften von Marx und Engels - eine Skizze”; en: Schöck-Quinteros, Eva (Hrsg.), Bürgerliche Gesellschaft - Idee und Wirklichkeit. Festschrift für Manfred Hahn, Steinberg, Berlin, 2004, pp. 95-105.
[3] “Karl Grün: Die soziale Bewegung in Frankreich und Belgien (Darmstadt 1845) oder : Die Geschichtsschreibung des wahren Sozialismus”; en: Das westphälische Dampfboot, Paderborn August und September 1847, Nr. 8 und 9, pp. 439-463 y pp. 505-525 respectivamente.
[4] Struve, von, Peter; “Zwei bisher unbekannte Aufsätze von Karl Marx aus den vierziger Jahren. Ein Beitrage zur Enstehungsgeschichte  des wissenschaftlisches Sozialismus”, en: Die neue Zeit: Revue des geistigen und öffentlichen Lebens; 14.1895-96, 2. Bd., 1896, pp. 4–11; puede consultarse on-line: http://library.fes.de/cgi-bin/neuzeit.pl?id=07.02304&dok=1895-96b&f=189596b_0004&l=189596b_0011&c=189596b_0004. Struve, un “marxista legal” en Rusia, será el mismo que criticará Lenin, que le llamaba “Judas”, en su libro Der ökonomische Inhalt der Volkstumlerrichtung und die Kritik an ihr in dem buch des herrn Struve, 1894-1895,  originalmente publicado en 1895 en la recopilación de K. Tulin: Materiales para la caracterización de nuestro desarrollo económico, compilación censurada por el Zarismo; en español: El contenido económico del populismo y su crítica en el libro del señor Struve (Reflejo del marxismo en la literatura burguesa), en: Lenin, V. I.; Obras Completas, Tomo 1; Ayuso/Akal, Madrid, 1974, p. 351-523.
[5] Bernstein, Eduard; “Marx und der ‘wahre’ Sozialismus”; en: Die neue Zeit: Revue des geistigen und öffentlichen Lebens; 14.1895-96, 2. Bd., p. 216.
[6] Engels afirmaba, cuando le daba a conocer el manuscrito, en una carta a Bernstein del 13 de junio de 1883 que la Die deutsche Ideologie era eine grenzenlos freche Arbeit von M[arx]  und mir von 1847…”; haciendo uso de la cruda Realpolitik, Engels le señala que su publicación podría remover innecesariamente el pasado ideológico de muchos diputados socialdemócratas sentados en el Reichstag, cosa en la que concordaba el realpolitiker Bernstein.
[7] Bernstein, Eduard; Las premisas del Socialismo y las tareas de la Socialdemocracia; Biblioteca del Pensamiento Socialista,  Siglo XXI, México, 1982.
[8] Sobre la figura de Bernstein: Carsten, Francis L. ; Eduard Bernstein: 1850–1932. Eine politische Biographie, Beck Verlag, München, 1993; Gay, Peter; The Dilemma of Democratic Socialism: Eduard Bernstein's challenge to Marx, New York, Columbia University Press, 1952; en particular sobre la crítica bernsteiniana a Marx, véase: Colletti, Lucio; “Bernstein y el Marxismo de la Segunda Inter- nacional”, en: Ideología y Sociedad, Fontanella, Barcelona, 1975, pp. 71-159 y Gustafsson, Bo; Marxismo y Revisionismo, Grijalbo, Barcelona, 1974.
[9] Como lo ha demostrado Bahne en el caso de Die deutsche Ideologie, donde en el manuscrito original aparecen tachaduras de la mano de Bernstein, Siegfried Bahne; “’Die deutsche Ideologie’ von Marx und Engels. Einige Textergänzungen”; en: International Review of Social History, 7, Issue 1, Cambridge University Press, April 1962, pp. 93-104.
[10] Como le llamaba Marx en una carta a P. Sorge, 19 de septiembre de 1879.
[11] Sucesivamente: Bernstein, Eduard; “Einiges über Stirner”; en: Die neue Zeit. Revue des geistigen und öffentlichen Lebens, 16.1898, Bd. 2, pp. 526-528; y “Karl Marx über Karl Grün als Geschichtschreiber des Sozialismus”, en: Die neue Zeit. Revue des geistigen und öffentlichen Lebens; 18.1899-1900, Bd. 1, p. 4-11; 33-46; 132-141 y 164-172; puede consultarse el último texto on-line: http://library.fes.de/cgi-bin/neuzeit.pl?id=07.03456 amp;dok=1899 00a&f=189900a_0004&l=189900a_0011amp;c=189900a_0007.
[12] Marx, Karl/ Engels, Friedrich; “III. Sankt Max”; en: Dokumente des Sozialismus, Stuttgart, Bd. III, Hefte 1-4 und 7-8, Januar-April and Juli-August 1903; Bd. IV, Hefte 5-9, Mai-September 1904. Bernstein escribió un prólogo a la edición titulado: “Der ‘heilige Max’ aus einem Werk von Marx-Engels über Stirner”, en: ibidem, p. 17-19.
[13] Editado en cuatro volúmenes por la editorial J. H. W. Dietz de Stuttgart: Band 1-3; Gesammelte Schriften von Karl Marx und Friedrich Engels, 1841 bis 1850; y Band 4; Briefe von Ferdinand Lassalle an Karl Marx und Friedrich Engels, 1849 bis 1862. En la compilación y edición de los textos trabajó el socialdemócrata ruso exiliado David Riazanov, futuro editor de las primeras obras completas de Engels&Marx, las famosas MEGA. Sobre la figura de Riazanov,  véase: Arzanova, E./ Hedeler, W.; Beiträge zur Marx-Engels-Forschung. Neue Folge. David Borisovic Rjazanov u.d. erste MEGA, Argument, Berlin, 1997; en español nos permitimos remitir al lector a nuestro artículo, ahora on-line: http://es.scribd.com/doc/19000573/David-Riazanov-editor-de-Karl-Marx-disidente-rojo-por-Nicolas-Gonzalez-Varela.
[14] Hay una reproducción facsímil del diario: Vorwärts! Pariser Signale aus Kunst, Wissenschaft, Theater, Muskik und geselligem Leben. Paris 1844-1845; mit einer Einleitung von Walter Schmidt; reprint: Zentralantiquariat der DDR, Leipzig/DDR, 1975. Sobre el papel del periódico entre los emigrantes alemanes en París y como gérmen tosco de un primer desarrollo de la teoría de Marx: Grandojnc, Jacques; ‘Vorwärts!’ 1844. Marx und die deutschen Kommunisten in Paris. Beitrag zur Entstehung des Marxismus. 2. erw. u. verb. Aufl. J. H. W. Dietz Nachf., Berlin / Bonn-Bad Godesberg, 1974 y su trabajo: “La Presse de l’emigration allemande en France (1795-1848) et en Europa (1830-1848)”, en: Archiv für Sozialgeschichte, Bd. X, Verlag Neue Gesellschaft, Bonn, 1970, pp. 95-152.
[15] Sobre este órgano junghegelianer, cuya alma mater era el “socialista verdadero” dr. Otto Lüning, punto de transición de la primera generación de comunistas alemanes, véase: Brims, Herbert; Das westphälische Dampfboot. Eine politische Zeitschrift des „wahren“ Sozialismus; Diss. Augsburg, 1983; Frick-Lemmer, Gundi; Das westphälische Dampfboot. Westfalen im Bild. Westfälische Biographien 78, Münster 1990; y Klönne, Arno; “’Alles für das Volk, Alles durch das Volk!’ - Die Frühsozialisten um das "Westphälische Dampfboot" 1845-1848”; en: Beiträge zur Geschichte der Bielefelder Arbeiterbewegung. Hrsg.: Elisabeth Harder-Gersdorff, Arno Klönne, Karl-Theodor Stiller; AJZ Dr. u. Verl. , Bielefeld, 1981, pp. 21-38. Sobre su papel en la evolución de las primeras fases del Comunismo en Alemania: Na'aman, Shlomo; “Zur Geschichte des Bundes der Kommunisten in Deutschland in der zweiten Phase seines Bestehens”; Archiv für Sozialgeschichte, Bd. V, Verlag Neue Gesellschaft, Bonn, 1965, pp. 5-82: El contacto entre la publicación y Marx Kreis en Bruselas estaba a cargo del cuñado de Lüning, Joseph Weydemeyer.
[16] Original: una lithographisches Zirkular de circulación limitada aparecida en mayo de 1846; ahora en: Marx, Karl/ Engels, Friedrich; Werke, Band 4, Dietz Verlag, Berlin/DDR 1972, pp. 3-17; en español: “Circular contra Kriege”, en: Marx, Carlos/ Engels, Federico; OME. Los Grandes Fundamentos, II, FCE, México, 1988, pp. 11-23.
[17] Original: Deutsche-Brüsseler-Zeitung; Nr. 86 vom 28. Oktober 1847; ahora en: Marx, Karl/ Engels, Friedrich; ibidem, pp. 331-359: en español: “La crítica moralizante y la moral critizante”, en: en español: “Circular contra Kriege”, en: Marx, Carlos/ Engels, Federico; OME. Los Grandes Fundamentos, II, FCE, México, 1988, pp. 206-233. Existe una edición facsimilar del diario: Deutsche-Brüsseler-Zeitung: 1. Januar 1847-27. Februar 1848; Faksimile mit Einführung und Anmerkungen Bert Andréas, Jacques Grandjonc, Hans Pelger; Editions Culture et civilisation, Bruxelles, 1981. Sobre el rol político del diario Deutsche-Brüsseler Zeitung entre los trabajadores alemanes de Bruselas y el papel de Engels&Marx: Guido, Ros; “Marx, Engels und die ‘Deutsche-Brüsseler Zeitung’. Betrachtungen zum Reprint einer deutschen Emigrantenzeitung des Vormärz”, en: Archiv für Sozialgeschichte, Bd. XXIII, Verlag Neue Gesellschaft, Bonn, 1983, p. 574-589; y su trabajo exhaustivo sobre el fundador del diario: Adalbert von Bornstedt und seine ‘Deutsche Brüsseler Zeitung’. Ein Beitrag zur Geschichte der deutschen Emigrantenpublizistik im Vormärz; Dortmunder Beiträge zur Zeitungsforschung Band 51, Saur, München, 1993; sobre la prensa revolucionaria de la emigración y su papel de difusión y formación, véase el trabajo más general de Jacques Grandjonc: “La Presse de l’emigration allemande en France (1795-1848) et en Europa (1830-1848)”, en: Archiv für Sozialgeschichte, Bd. X, Verlag Neue Gesellschaft, Bonn, 1970, pp. 95-152.
[18] Marx, Karl, 1818-1883; Die Klassenkämpfe in Frankreich, 1848-1850. Mit einer Einleitung von Friedrich Engels und einem Vorwort von August Bebel; Verlag der Expedition des "Vorwärts", Berliner Volksblatt (T. Glocke), Berlin, 1895. El suceso es extrañamente obviado en la biografía clásica del socialdemócrata Gustav Mayer, aunque señala que “pertenece al mundo de la leyenda la idea que, al final de su vida, Engels pretendiera disuadir a la socialdemocracia europea de todo lo que fuera el empleo de la Violencia.”; en: Friedrich Engels: una biografía; FCE, México, 1978, p. 859.
[19] Engels a Kautsky, carta del 1º de abril, 1895. El articulo flasificador a la que se refiere Engels estaba titulado: “Wie man heute Revolutionen macht”, o sea: “Cómo hacer las Revoluciones hoy día”, en la cual se citaban, fuera de contexto, fragmentos de su Einleitung, un trabajo editorial de Wilhem Liebknecht; en: Vorwärts. Berliner Volksblatt, Berlin, Nr. 76, 30. März 1895, p. 1-2.
[20] Engels a Paul Lafargue, carta del 3 de abril, 1895.
[21] Engels, Friedrich; “Einleitung zum Neudruck von Marx' ‘Klassenkämpfe in Frankreich 1848- 1850’” / von Friedrich Engels; en dos números sucesivos: Die neue Zeit : Revue des geistigen und öffentlichen Lebens; Jg. 13.1894-95, Bd.2, (1895),; Nr. 27, pp. 5—10; Nr. 28, pp. 36—43. — 128, 208—210, 294, 308, 313; ahora on-line: http://library.fes.de/cgi-bin/neuzeit.pl?id=07.01999&dok=1894-95b&f=189495b_0005amp;l=189495b_0010.
[22] Engels, Friedrich; ““Einleitung zum Neudruck von Marx' ‘Klassenkämpfe in Frankreich 1848–1850’”, en: Marx-Engels Archiv. Herausgegeben vom Marx-Engels Institut; Bd. 1, Moskau, 1924, pp. 257-261. Riazanov inició una política amplia de publicaciones accesorias que acompañaran el proyecto de las obras completas de Marx y Engels (MEGA): se planearon dos publicaciones básicas: una anual, el Archiv K. Marksa I F. Engel’sa y la revista semestral Letopisi Marksizma. Aunque ambas se iniciaron en ruso, inmediatamente se intentó traducirlas al alemán, en un enorme esfuerzo político-ideológico como Archiv Marx-Engels. Sobre las publicaciones del IME: Burkhard, B.; “Bibliographic Annex to ‘D.B. Rjazanov and The Marx-Engels Institute: Notes toward further Research’”, en: Studies in Soviet Thought, 30, Kluwer Publishers, 1985, p. 75 y ss.; y su artículo: “Bibliography Archiv Marksa I Engel’sa’”; en: Studies in Soviet Thought, 37, Kluwer Publishers, 1989, p. 79 y ss.
[23] Riazanov, N.; “Engels Einleitung zu Marx ‘Die Klassenkämpfe in Frankreich 1848-1850’”; en: Unter der Banner des Marxismus; I, 1925, pp. 160-165. Aunque posteriormente Bernstein sostuvo en todo momento que fue un acto de autocensura de Engels, la discusión quedó definitivamente zanjada demostrando la razón de Riazanov con la investigación de Hans-Josef Steinberg: “Revolution und Legalität. Ein unveröffentlicher Brief Friedrich Engels and Richard Fischer”; en: International Review of Social History, V. 12, Nº 2, pp. 177-189.
[24] El título era: Briefe und Auszüge aus Briefen von Joh. Pil. Becker, Jos. Dietzgen, Friedrich Engels, Karl Marx, und A. an F. A. Sorge und Andere; Dietz Verlag, Stuttgart, 1906. Franz Mehring le hizo una larga y elogiosa recensión en el artículo: “Der Sorgesche Briefwechsel”, en: Die neue Zeit Revue des geistigen und öffentlichen Lebens; 25.1906-1907, 1. Bd.(1907), pp. 50-57; ahora on-line: http://library.fes.de/cgi-bin/neuzeit.pl?id=07.06077&dok=1906-07a&f=190607a_0050&l=190607a_0057. Sorge le entregó en mano, como señala Engels en el prólogo a la edición inglesa (1886) del primer tomo de Das Kapital , enmiendas e instrucciones de puño y letra del mismo Marx para una versión norteamericana y que se dejó de lado por falta de un traductor idóneo en los EE.UU.
[25] Lenin, N.; “Prefacio a la traducción rusa del libro ‘Correspondencia de J. F. Becker. J. Dietzgen, F. Engels, C. Marx y otros con F. A. Sorge y otros’”; en: Lenin, V. I.; Obras Completas. Tomo XII, Akal, Madrid, 1976, pp. 343-363.
[26] Se puede leer on-line: http://www.marxismoeducar.cl/len12.htm. En el ex-Archivo Central del Partido, Instituto de Marxísmo Leninismo adjunto al CC del PCUS, se conservaba un voluminoso cuaderno manuscrito (76 hojas) de Lenin conteniendo un resumen de la edición de cuatro tomos de la Correspondencia, un extracto de las cartas de Marx y Engels más importantes en el aspecto teórico y un breve índice temático para el resumen. Se conservaron también los cuatro tomos de la Correspondencia con las anotaciones de propia mano de Ulianov en el texto y en los márgenes hechas con lápices de color negro y rojo. Lenin utilizó durante muchos años el resumen de la Correspondencia como fuente literaria y lo aprovechó en una serie de obras corno “El derecho de las naciones a la autodeterminación”, “Carlos Marx”, “El imperialismo, etapa superior del capitalismo”, “El imperialismo y la división del socialismo”, “El Estado y la revolución”, “El "izquierdismo", enfermedad infantil del comunismo” y otras. En 1959 el manuscrito de Lenin que contenía los materiales sobre la Korrespondenz fue editado por el IML adjunto al CC del PCUS en un libro titulado Resumen de la Correspondencía entre C. Marx y F. Engels de 1844 a 1883.  
[27] Se proyectó publicar el artículo como "La correspondencia entre Marx y Engels" en la revista Prosvechenie en 1914, pero el ensayo quedó sin terminar, y tan sólo fue publicado en Pravda el 28 de noviembre de 1920, día del centenario del nacimiento de Engels. Con motivo de esta fecha, al preparar el artículo para la prensa, Lenin añadió el subtítulo “Engels, uno de los fundadores de comunismo” y escribió una nota: "Comienzo de un artículo sin terminar, escrito en 1913 o a principios de 1914".  
[28]Engels, Friedrich/ Marx, Karl; “Das Leipziger Konzil”, Mit Einführung von Gustav Mayer; en: Archiv für Sozialwissenschaft und Sozialpolitik, Bd. 47, Tübingen, 1920-21, pp. 773-808.
[29]Sucesivamente y con el pseudónimo modificado de N. Riasanoff: “Marx und seine russischen Bekannten in den vierziger Jahren”; en: Die neue Zeit: Wochenschrift der deutschen Sozialdemokratie; 31.1912-1913, 1. Bd., 1913), H. 20: pp. 715-721 y H. 21: pp. 754-766; “Marx' Bekenntnisse/ von N. Rjasanoff; en: Die neue Zeit: Wochenschrift der deutschen Sozialdemokratie; 31.1912-1913, 1. Bd.(1913), H. 24, pp. 854 – 862;  “Ein Beitrag zur Geschichte der Internationale : zwei unbekannte Artikel von Friedrich Engels und Karl Marx”; Einleitung /von N. Rjasanoff; en: Die neue Zeit: Wochenschrift der deutschen Sozialdemokratie. - 32.1913-1914, 1. Bd.(1914), H. 1, pp. 8 – 16; “Karl Marx und die Wiener ‘Presse’”; en: Der Kampf, 6 (1913), pp. 249-257; “Friedrich Engels Jugendarbeiten”, En: Der Kampf, 7 (1914), pp. 158-162; “Karl Marx und Fr. Engels über die Polenfrage”; en: Archiv für die Geschichte des Sozialismus und der Arbeiterbewegung, (1916), pp. 176-221; “Karl Marx und die ‘New-Yorker Tribune’ 1851 bis 1856”; en: Gesammelte Schriften, Bd. 1, Dietz, Stuttgart 1917, pp. XVII-L.
[30] Existen unas dignas obras escogidas en español: Plejánov, G; Obras Escogidas; Editorial Quetzal, Buenos Aires, 1966, en dos volúmenes. Sobre su figura bastante subestimada en la Marxologie, la biografía político-intelectual de Samuel H. Baron; Plejánov. El padre del Marxismo ruso; Siglo XXI, Madrid, 1976. Sus obras completas en ruso se encuentran digitalizadas on-line:  http://www.plekhanovfound.ru/library/24t.htm
[31] Precisamente aparecida en 1892, en la llamada “Bibliothèque du socialisme contemporain”, publicada en Ginebra, Plejánov edita su traducción, con advertencias y notas, del largo artículo de Engels, aparecido en alemán en el diario socialdemócrata Neue Zeit, Nr. 4 und 5, Dietz Verlag, Stuttgart, 1886, y que luego será publicado como libro por la Dietz Verlag de Stuttgart en 1888, incluyendo el capítulo “I. Feuerbach” escrito por Marx en la Die deutsche Ideologie como apéndice.
[32] Plejánov, Georgui; “Advertencia del Traductor”, en español: Engels, Friedrich/ Plejánov, Georgui; Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica alemana. Notas al Ludwig Feuerbach; Cuadernos de Pasado y Presente, Nº 59, Córdoba (Argentina), 1975, p. 99 y 100.
[33] Al parecer el único ejemplar disponible de la edición original de Die heilige Familie, escrita en 1844 y publicada en 1845, lo poseía como una rareza bibliográfica el dirigente socialdemócrata austríaco Viktor Adler, a quién Plejánov se lo pidió en préstamo para intentar sacarle una copia, como le comenta a Pérazich en una carta fechada en Viena el 19 de diciembre de 1892.
[34] Con el pseudónimo Ilyn, Vladimir; “Carlos Marx (breve esbozo biográfico con una exposición del Marxismo)”; en: Granat Entsiklopedicheskii Slovar, Vol. XXVIII, VIIª edición, Mockba, 1915. El artículo fue censurado por el Zarismo, recién se editó completo en 1925 una colección de textos de Lenin titulada Marx, Engels, Marxismo publicada por el IME a cargo de Riazanov. En español: Lenin, V. I.; Obras Completas. Tomo XXII, Akal, Madrid, 1977. p. 133-183.
[35] Carta de V. I. Lenin a David Rjasanow, 2 de febrero, 1921. Publicada por primera vez en ruso en 1942; ahora en: Lenin, W. I.; Briefe, Bd. VII, Dietz-Verlag, Berlin, 1969, p. 65.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


 




















Etiquetas: , , , , , , , , , ,

3 Comments:

Anonymous Miguel said...

Excelente trabajo. Un saludo desde Bolivia

10:47 p.m.  
Blogger L. Atienza said...

Muy buen trabajo! Saludos.

9:26 p.m.  
Blogger NiklasGV said...

Muchas gracias a Miguel y L. Atienza por los inmerecidos elogios, espero que lleguen estas investigaciones al formato libro! La semana próxima subo más aportes! Un saludo!

12:29 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home